¿Qué es un amigo? Es un único alma que vive en dos cuerpos. (Aristóteles)

viernes, 29 de febrero de 2008

Inauguración de la Peña Enrique Villegas.







En nuestro carnaval colombino aparece en 1986 en Huelva la peña "Enrique Villegas" que instaura su sede en la calle Escultora Whitney. Peña que toma el nombre en rendido homenaje de un ayamontino afincado en Cádiz; autor entre autores, bastión del carnaval gaditano y orgullo para cualquier onubense que lleve el mundo de la máscara en el corazón y el redoble de una caja en las venas.
El 6 de Octubre de 1987 se inaugura la sede de la peña.
Comenzamos los actos con el corte de la cinta (blanca y azul) por el titular de la peña en compañía de su esposa. En dicho acto se contó con la presencia de D. José Antonio Merín Rite (Alcalde de Huelva), Dña. Oliva Tornero ( Concejal de Cultura), D. Antonio Gonzalez (esponsor de la peña) así como de todos los medios de comunicación de la ciudad.
Posteriormente el que suscribe hizo entrega de la llave de oro de la entidad a D Enrique; inmediatamente dieron comienzo las actuaciones.
En primer lugar la comparsa "Mediterráneo" (Peña E.V), la nota de humor la puso el cuarteto " Que caca de poker" primer premio de los carnavales del 87 para concluir con una comparsa gaditana que interpreto la antología de Enrique Villegas.

martes, 26 de febrero de 2008

Articulos

El Huelva información se hace eco de la vuelta de la Peña Enrique villegas con su comparsa Dimes y diretes




Desatinos de un rociero
Señor Díaz de la Serna en contestación a su artículo ¿Huelva rociera?, del día 27 de Febrero, he de decirle que cuando alguien como usted siente vergüenza de un acto que aún no ha realizado tiene dos posibilidades: no realizarlo o hacerlo aparcando el corazón y la razón, e insultar y cuestionar la fe rociera de toda Huelva.
Quien le ha otorgado definir los límites del respeto, no lo confunde con gusto personal y la ética en su sentido mas amplio, con la ética cristiana que absorbe plenamente lo ético con lo religioso fundamentando una ética heterónoma que basa en Dios los principios morales.
Huelva ni consiente, ni deja de consentir nada, sus ciudadanos ejercen y dejan ejercer uno de los derechos recogidos en nuestra Constitución,el derecho a la libre expresión. No olvidemos que la Romería del Rocio es también la expresión de un pueblo.
La pena que usted siente en su artículo me recuerda más a falsos golpes de pecho que a un sentimiento sincero, ya que aprovecha y con navaja trapera asesta un navajazo al sentir onubense, comparandolo innecesariamente con el glorioso pueblo de Sevilla.El buen gusto y la esquisitez se le escapa entre los dedos, esquisitez que tienen pueblos con carnaval como el gaditano, que se derrite en versos con las plumas de grandes poetas, el brasileño con maestros artesanos que hacen de la fantasía algo tangible, de Huelva que tiene el coraje para superarse cada año y que conseguirá tener unos grandes carnavales; y tantos otros pueblos norteños que aun mantienen tradiciones ancestrales.
Lamento esa amenaza subliminal y aún más en boca de un cristiano y rociero.¿Donde está la otra mejilla?¿Qué es eso de tirar piedras?
Le recuerdo señor Díaz de la Serna que por suerte en una democracia nadie tiene que impedir que un grupo de onubenses expresen sus sentimientos com omejor entienda o sepan sin transgredir los límites que la ley establezca. Los poderes facticos desaparecieron conla democracia. ¿O no?
Su despedida parece la del niño que tira la piedra y esconde la mano, pero como dice una seguidilla inédita: Madre del Rocio/ universal tu manto/ donde caben todos tus hijos/cada uno con su Don/ con su gracia y con su encanto.
Mira que es pena/ que se permita un humano/ seleccionar tus cariños/ tu que siempre tiendes las manos.
A mi Huelva rociera.
Huelva Información 6 de Marzo de 1998.
Manuel Fernández Vázquez

Cancioneros
























Pasodobles

<PASODOBLE
En una esquina de la plaza
con la frescura de la mañana.
Rodeado de palomas blancas
que a su verita revoloteaban.
Con su gorrilla,su guitarra,su atril,
notas por Do,RE,MI... cantiñeaba.
Un loco músico de calle
que humilde escuela de arte daba.
Amigo que a su lado siempre esta
artista compañero de verdad, poeta.
Autor de versos de cultura,
que inmortaliza con sus tetras.
Ay Don Manolo, Don Manuel
de paja y oro me espanté,
y me embrujo con los trucos de un payaso loco.
Ay Don Manolo, Don Manuel
buscando tipo lo encontré,
y le hilvane entre telas los retales rotos.
Y le admirare como un maestro de esta fiesta,
le recordare como al padre que perdí en la guerra,
y navegare de polizón a la deriva con mi canción.
Nunca olvidare que fue..
En una esquina de la plaza
con la frescura de la mañana.
Comparsa Los niños
Autor de la música: Fali Ramos.
Autor de la letra: Fali Ramos.


>

lunes, 25 de febrero de 2008

Pregonero Carnaval Colombino 2008.















Presentación del pregonero CARNAVAL COLOMBINO 2008











PREGÓN CARNAVAL COLOMBINO 2008.
Si,si, los latidos del corazón moverán el mundo, pero yo tengo el corazón como una moto, dame esa pastilla.
¿Por donde entro?
Por ahí.
No por aquí.
¡vale¡

Buenas noches, señoras y señores.
Pues si, llego el momento.
Cuando a uno le proponen pregonar, y formar parte de esa hornada de pregoneros que anualmente da nuestra ciudad, pregonero de San Sebastián, de la Semana Náutica, de la Semana Santa, del pregón taurino, uno no tiene por más que estar agradecido.
Entre las cosas que se te ocurren, cuando estas sentado con el folio en blanco….y lo miras, lo remiras, miras la estantería de libros. Y como por inercia coges un diccionario
A ver... ¿que dice aquí?. Prefijo, pregón, pregonar : "Publicar, hacer notorio en voz alta algo para que llegue a conocimiento de todos".Sinceramente esta definición me parece algo cortita y algo simple, según mi reciente experiencia. Por qué donde queda recogido el acumulo de nervios y ese desasosiego en el estomago,
cada vez que me decían, ¿Como llevas el pregón?, ¡ah¡ que vacío en el estomago;enhorabuena señor pregonero, ¡nuevo vacío en el estomago!. Sin contar el insomnio que lo precede.
Creo que habría que comunicarle a Don Ángel González, académico que ocupa el sillón de la letra P que convendría redefinir esta palabrita.
En definitiva,parece ser que todo se reduce a anunciar en voz alta una cosa.
Aunque ahora con la tecnología a nuestro servicio (pum,pum) tampoco es que haya que desgañitarse como antiguamente.
Señoras y señores ahora, como dice la gran copla de los maestros León y Solano:
"Lo que tuve en el sentío
lo he llegado a conseguir.
Mi locura se ha cumplio.
Ahora me ha tocado a mi,
ahora me ha tocado a mi.

Pregonar el carnaval, el carnaval de mi tierra.
¡El carnaval Colombino 2008¡.
Quiero dar las gracias a D. José Manuel Lazo por esa sentida y bonita presentación. El, que fue uno de los pioneros dentro de los medios de comunicación en este mundo del carnaval y un trabajador incansable en nuestros comienzos.
También dar las gracias a la Federación Onubense de Peñas y Asociaciones del Carnaval Colombino por haber pensado en mi para pregonar este carnaval. Carnaval que llega con un cuarto de siglo de teatro a sus espaldas.
Y que hoy también podría tener otra voz, como la de Manuel Correa,Amando Martín, o la de cualquier otro de los grandes carnavaleros que ha dado esta fiesta.
Desde que pregonara, D. Manuel Peral Banda, de Radio Nacional de España en 1984, han pasado por este gustoso pero trance al fin y al cabo veinticuatro pregoneros.
Pregoneros como Manuel Almendros, Ignacio Pérez, Enrique Villegas al cual tuve el honor de presentar desde este mismo atril en el que hoy me encuentro, y del que solo he recibido a lo largo de estos años afecto y reconocimiento. La Martirio, Los Morancos, Antonio Herrera Abrio "La Moni de Huelva", Carmen Abenza, Antonio José Martínez Navarro, Sergio Contreras y tantos otros.
Yo soy el 24 más uno para evitar el chistecillo fácil de todo lo que termina en cinco.
Recientemente he encontrado dos frases con las que me he sentido identificado.
Una es de George Elliot y dice "Bienaventurados quien, no teniendo nada que decir, se abstienen de demostrarlo con sus palabras".
La otra es del político Manuel Hazaña: "Si cada español hablara solamente de lo que entiende, habría una gran silencio que podríamos aprovechar para el estudio".
Por eso yo callo cuando no tengo nada que decir.Quizás ese silencio haya contribuido a que me hayan confundido tantas veces con mi compadre Manuel Cordero, o que algunos carnavaleros no me conocieran antes de ser nombrado pregonero.
Y hablo solo de lo que entiendo, y de carnavales creo que se lo suficiente, sin menoscabo de otros eruditos, para hacer un esbozo representativo de estos veinticinco años de carnaval.
Carnaval que comencé con un grupo de cabalgata. Era el año 1985, íbamos de piezas de ajedrez, nos reunimos 32 personas. Comenzamos con buen pie, vamos que movimos bien las fichas, nos llevamos un primer premio.
Yo particularmente me lleve el mejor premio, conocí a la mujer que hoy comparte mi vida, Mariangeles y con la que he vivido y disfrutado muchos carnavales.¡ Que mejor comienzo¡.
Después fundaría con Joaquín Trujillo, Antonio Carrasco y otros amigos y amigas la peña la Algarabía.
Un año y algunos meses más tarde, un amigo y conocido de todos ustedes Kiko Bogado me llevo al ensayo de una comparsa que ensayaba por el matadero, se llamaría Mediterráneo (antiguos Betuneros).
Al llegar, estaban en pleno ensayo.En una de las paradas del pasodoble Kiko aprovecho para presentarme al director en aquel momento D.José Luis Montero,este se volvió hacia mí, nos dimos la mano y le preguntó a Kiko: ¿Qué sabe hacer? ¿Toca la guitarra?. A lo que Kiko le respondió, no.
¿Canta?
Dijo no, entonces le dijo: el escribe.
De golpe toda la comparsa dio media vuelta como si tuvieran un resorte, al unísono y nos ignoraron a los dos y siguieron cantando el pasodoble.
En aquel entonces y durante muchos años el carnaval de Huelva no era un carnaval de autores.
Escribir para muchos era, bueno, rellenar una música para lucir unas voces.
Tras este encuentro, comenzaría mi singladura por este mundo del carnaval con la Peña Enrique Villegas. Que es sin duda la que hoy me ha traído ha estas tablas.
Hoy, después de años en la Plaza de las Monjas, de ruidos de coches, un mostrador bullicioso, el frenazo del autobús, conversaciones entre copas al final que se escuchaban en primera fila, fans enloquecidas por cantantes de moda y gente de paso con la bolsa de la compra.
Hoy, de nuevo el pregón vuelve al Gran teatro, la bombonera como diría José Luis Camacho Malo.
Aquí, sobre estas tablas presenté la gran mayoría de mis agrupaciones. Agrupaciones que me dieron muchas alegrías, con un público que me dio con su aplauso el corazón y que año tras año me entrego trozos de gloria.
Esta vez no podría ser menos voy a presentaros mi nuevo repertorio para este año 2008.
Constara de presentación,dos pasodobles, dos cuplés (eso sí originales, no vaya a ser que el jurado levante la cabeza y me descalifique) y por último el popurrí.
Todo ello con Música: De nuestra Historia, Letra: Manuel Fernández y Dirección: La amistad.

PRESENTACIÓN.

Suena la música de una presentación. Comparsa De calle 1996)Cuando Febrero ya suena todas las calles se llenan de papelillos que al aire vuelan.. Este es el inicio de la presentación de la comparsa De calle de Carlos Díaz.
Si Febrero tiene esa magia, la magia de teñir de colores el grisáceo tono invernal de nuestras calles.
A los adoquines plateados de la Gran Vía le sale un sarpullido multicolor, rojo, amarillo, azul, verde, se vuelve su cara pecosamente festiva. Y entre los arcos de sus soportales retumban risas, redobles, guitarras y bombos.
La libertad en Febrero anda por nuestras calles como Mateo por su casa, durante una semana podemos ser lo que alguna vez soñamos ser o simplemente lo que nos da la gana de ser, capitán de navío, payaso, enfermera, pitufo, arlequín, bruja y permite sacar a mas de uno la mujer que dicen que todos llevamos dentro, claro está unos mas a flor de piel que otros.
Libertad con una sonrisa grande,de oreja a oreja.
Libertad con ritmo de tres por cuatro, libertad para cantarle a lo injusto,a tu tierra, a la choquera, para sacarle punta con el sacapuntas afilado y mordaz de la palabra a los acontecimientos locales y nacionales.
Es una fiesta social. El carnaval nos iguala con su risa universal.
En definitiva libertad para ser y dejar de ser.
Como dijo D Javier Rodríguez Pequeño en su artículo Poética del realismo grotesco:el carnaval en el Diablo Cojuelo " El carnaval es un tiempo de locura, una locura consciente y que actúa como portavoz de la otra verdad,de la otra cultura,del otro mundo, lo que supone una renuncia del mundo oficial y de sus valores, de su verdad, de su seriedad y de su organización social, para aniquilarlo y proponer otra verdad, la no oficial, la festiva y popular que nos lleva a un orden diferente"
Hay que subirse a un escenario para expresar libremente lo que uno siente.
Son veinticinco minutos sin más censura que la educación y el buen gusto. Ideas, pensamientos, opiniones lanzados al patio de butacas, que pueden volver en forma de aplausos o de silencios.Pero no se puede dejar pasar esa tribuna que es el escenario, para que el pueblo diga lo que piensa, lo que siente o simplemente proteste. Exprese esa otra verdad de la que habla D. Javier Rodríguez.
He escrito pasodobles que han sido controvertidos, unos mas que otros. Las letras siempre llevan, lógicamente, impregnadas gran parte de la forma de pensar del autor.
Uno de los últimos sonaba mas o menos así.... Madre hoy por la calleja...
Se escucha una voz que dice Por qué no te callas
¡Huy lo que me ha dicho ¡
Eso sonaba más o menos así…. Empieza a cantar la comparsa
Rojo (EL orfanato)

Un año después, en 1984, un uno de Marzo fue cuando daría comienzo nuestro concurso, Diálogos de Apolo, el Indio, Colón y un Fraile Criticón”, de la peña Los Mojarras, con letras de Miguel Barba y música de la agrupación abrió el telón.
Los Mojarras (Miguel, Pepe, Rafael y Jesús) que fueron la escuela de los cuartetos onubenses
Por aquel entonces “La Cana” esa peliaguda y blanquecina chivata del paso inexorable del tiempo, aún no había hecho presencia en nuestras cabezas, como diría Marta Sánchez era la desconocida, para la inmensa mayoría de nosotros.
Nuestras cabezas estaban en otra cosa, se respiraba carnaval, se pensaba en carnaval, hasta se soñaba con el carnaval. Muchos éramos seguramente para nuestras parejas aburridamente monotemáticos.
Un concurso de agrupaciones, que con el tiempo fue madurando y creciendo, convirtiéndose en lo que es hoy, uno de los mejores de Andalucía.
Pero para ello, ha hecho falta el esfuerzo, la perseverancia y como no, la producción creativa de muchos carnavaleros aquí presente y otros que ya no están con nosotros. Como Pedro Rodríguez, Francisco Redondo.

Nuestro concurso ha sido itinerante, a veces deportivo encestando carcajadas, en aquel año de 1988 en el polideportivo Andrés Estrada. Ha sido cinematográfico, el cine Rábida y el Palacio del cine, acogían el concurso de 1988-89.
También, fue torero en el albero de nuestra plaza de la Merced, se capeaban verónicas de fantasía por pasodoble y chicuelinas cupleteras, con ese quite jocoso, que solo da el carnaval y gracias a Dios, a ninguno nos cortaron las orejas ni el rabo, en aquel carnaval de 1990.
Hemos tenido apagones de luz, en plena actuación. El cuarteto, La huerta de Curro Jiménez, subió un burro al escenario, con el animal un poco reacio a ser cuartetero y hasta empates que ni Raphel, ni la bruja Lola, se atreverían a vaticinar, en 1992 empataron cuatro comparsas a 104 puntos.
El concurso era un hervidero de emociones, sentimientos, muchos nervios, se vivía tanto en carnaval ,que entre nosotros mismo, podía el fanatismo de nuestra agrupación, que nos llevaba a veces, a encuentros dialécticos poco recomendables.
En aquellos años de nuestros comienzos, éramos como aquel niño pequeño que llorando buscaba a su madre.
Le iba diciendo a todo el que le preguntaba, que era la mujer más guapa del mundo, la policía buscaba a esa mujer, todo el mundo la buscaba, pero nadie la encontró. Cuando el ñiño se abraza de pronto a una mujer, ¡mamá mamá¡ la mujer era poco agraciada, vamos más bien fea. Pero para él la más guapa del mundo.
Pues algo así nos pasaba a nosotros, lo nuestro, fuera como fuera, era lo mejor. No sé si sería la juventud, la velocidad en la sangre, o quizás aquello que decía Concha Velasco de “Mamá quiero ser artista, mamá ser protagonista”.
Fueron años de sonrisas y lágrimas, de alguna silla voladora, pero bueno hoy por hoy ambas cosas parece que han cambiado y la óptica que tenemos también. Por lo menos en los que ya somos cuarentones.
El ambigú, era como un programa de los del corazón, pero con temática carnavalera, con muchos tertulianos, se comentaba una letra, un disfraz, se destripaba un tipo, que si tal que si cual pero eso si siempre en una mano el bocadillo y en la otra el refresco o la cervecita.
Después llego la carpa de nuestro amigo El Pati que en palabras de José Quintero (Gerente del ambigú) decía “La carpa está acabando con la tertulia del ambigú”. No se imaginaba Don José que nosotros tendríamos palique, pico, labia, verba, parla, facundia para el ambigú y para la carpa; bueno lo que si se le enfriaría un poco seria el bolsillo con la competencia.
El carnaval de Huelva nació peñista por excelencia, era raro que por aquellos años no hubiera una peña casi en cada barrio de Huelva. La primera peña que se funda en Huelva capital es la de El Choco contaminao, 18 de noviembre de 1984.
Después vendrían muchas más, la Mascara, Enrique Villegas, el Boquerón, La Noria, Los conejos ,La Playa de la Gilda, La algarabía, Cartonudos, Los Ventaneros, la Colombina, El baratillo, Las Matilde, Los catorce y medio, Independiente, El nuevo Higueral, Los tartagesicos, Los Peques, Los Mosquitos ronchones, El pito caducao, Los mañaneros, etc. etc.
Las peñas fueron, en los comienzos de este carnaval, como células madres, generaban carnaval.
Eran talleres de costura, lugar de ensayo, rincón de esparcimiento, salón de celebraciones, y cuando digo celebraciones, no solo me refiero a un cumpleaños o bautizo, allí tras una final lo mismo nos comíamos una tarta entre risas, que una tarta entre lágrimas. Porque claro, el gasto ya estaba hecho.

La amistad, el entusiasmo y la camaradería lo inundaban todo, éramos como decían los tres mosqueteros, uno para todos y todos para uno.
Allí lo mismo se hacia el contraalto, que se servía una cerveza, se arreglaba un enchufe, se levantaba un tabique o se encalaba una fachada.
Pero, todo esto que se estaba montando necesitaba una organización. Tras la comisión del Carnaval presidida por a Diego Beltrán Mojarro.
En 1984 nace la Federación Onubense de Peñas y Asociaciones de Carnaval (FOPAC), que será la encargada de organizar y dirigir el Carnaval Colombino con su primer presidente, D. Roque Rodríguez Contreras, después vendrían otros y otras, , José Manuel Muiño, Luis Díaz Escobar, Juan López Cerezo, Mari González ,José Antonio Enamorado, Emilio Gutiérrez, Juan Antonio Quintero.
En 1992, llega el carnaval del V Centenario, también me tocó a mi pregonarlo, claro esta vez a golpe de óleo, sobre lienzo. Con aquel cartel que serviría de tipo para mi siguiente comparsa.
Ese año, comenzamos a ser concurso provincial y nuestro concurso, se engrandeció con la visita de nuestra provincia, que acudiría, año tras año, puntualmente a su cita en el Gran teatro. Punta Umbría, Gibraleón, Niebla, Valverde del Camino, Bollullos, San Juan del Puerto, Calañas, Isla Cristina, Ayamonte, Aracena, Lepe, Rio tinto, Cortegana.
En el año 2000, surgieron muchos rumores de caos y catástrofes económicas en el mundo entero, era el llamado Efecto 2000.
¿Recuardan el efecto 2000? Si, ese que iba a acabar con la civilización.
Pues bien nosotros “El carnaval colombino” también tuvo su efecto dos mil, si, su golpe de efecto, abrimos las puertas después de ocho años de provincial, a toda Andalucía.
A partir de ese momento, nos han visitado agrupaciones de Alcalá de Guadaira, Cádiz, Trebujena, Dos Hermanas, Sevilla Jerez, Córdoba, Málaga, Loja, Coria del rio, El Puerto de Santamaría.
Y por fin en el 2005, llego la Televisión y retransmitió la final del concurso de agrupaciones. Estábamos como un niño con zapatos nuevos (claro un niño de los de antes).
Pero fue una y no más, Santo Tomás, como dijo Humphrey Bogart en Casablanca…siempre nos quedará…. ¡la radio¡
La radio de Canal sur, Radio Hispanidad y las televisiones locales. Y como no, la prensa escrita. que desde nuestros comienzos ha estado ahí, difundiendo nuestro carnaval.

PASODOBLE.

Huelva de espuma blanca, de marisma, sal y arena.
Huelva descubridora de las tres carabelas.
Así comienza el pasodoble a Huelva de esta comparsa, El cuarto. De D. Cristóbal Giraldo del año 2000
Hay todo un aluvión de coplas a Huelva, en la historia de plata de estos carnavales. Para el carnavalero, cantarle a Huelva, a su tierra, a su cuna, es como piropear a su novia, ensalzar a su madre o presumir de su casa.
Recuerdo un pasodoble, de Emilio Gutiérrez con aquellos “vigilantes de la playa”, el año que fui jurado del concurso, en él que hacia una original comparación de Huelva, con su casa y hacia un recorrido, desde el vestíbulo hasta el cuarto de baño. (que por supuesto este último era el polo industrial).
En otros pasodobles, el carnavalero se convierte en paladín,
para defender a su tierra, de injurias o mentecatos, que la ultrajen o la mancillen.
Al coger la pluma, sentimos como desde la tierra que pisamos, sube una savia viva de adjetivos lisonjeros, coloristas, históricos, marineros y enamoradizos, que se entrelazan con sustantivos rotundos, y una vez impregnados en el corazón de onubensismo, fluyen de la mano de nuestros poetas, en forma de pasodobles.
Es como un toma y daca, es como quererle devolver a Huelva, un poco de lo que nos da, su luz, su brisa, su aroma, ese recoleto bienestar de sus calles que le hace a uno sentirse como pez en el agua.
No en vano el agradecimiento es la memoria del corazón.
Con el Provincial, también vendrían pasodobles a la provincia. En definitiva, cantarle a tu tierra, Huelva, provincia, Andalucía.
Me viene a la memoria, un pasodoble de mi primera comparsa Mediterráneo, dedicado a Andalucía.

Canta la comparsa el pasodoble de Mediterráneo “Salteada”

PASODOBLE

Aquí traigo un pasodoble, sencillito de medida como le gusta a mi gente,
Acompasado, piropeando.
El canto a la mujer, está presente en muchas culturas desde tiempos ancestrales. En nuestra cultura occidental, sea quizás, desde hace ya varios siglos la tuna, el primero que como grupo cantaba y piropeaba a la mujer.
Le han cantado los cantaores flamencos. Piropeaba por lo visto de lujo don Juan tenorio, Cyrano de Bergerac extasiaba con su poética verborrea.
Pero si alguien ha sabido y ha dedicado su arte, a piropear y cantarle a la mujer, en este caso a la mujer de Huelva es el carnavalero.
El pasodoble a la Choquera, es ese piropo nacido del pueblo, musicado por el pueblo, con tintes más románticos y melancólicos en la comparsa, irónico y picante en la murga y chistoso en el cuarteto.
El día tres de Marzo de 1984, se coronaban en el Gran teatro, a La primera choquera infantil, fue Olga Núñez Prieto y la Mayor, Margarita Pérez Párralo.
Hoy nuevamente se ha producido el relevo de las choqueras.
En estos últimos años, vemos como este pasodoble está perdiendo arraigo, no dejemos que también se pierda esta costumbre tan nuestra.

Muchas mujeres han representado nuestro carnaval, con su belleza, pero también con su arte, hemos tenido muchas agrupaciones de mujeres, murgas y comparsas como Saborea las ágüelas 1989, Qué Puñetas, Tierra de encuentro en 1991, Las Caracolas. Diosas del Mar (1988), Mirando al mar….
El año 2007, nos dejo sin una de nuestras grandes carnavaleras.
Una mujer que conocí, desde pequeña, carnavalera como pocas, simpática, amable, con mucho corazón.
Una mujer querida y reconocida, no sólo en el mundo del carnaval, Amparo Correa.
Estoy seguro que desde aquel día, los acordes celestiales, tienen un sello mucho más choquero, más onubense, seguro que suenan más a fandango, a carnaval, a nuestras raíces. Un beso Amparo

CUPLE.

Suena el comienzo de un cuplé, Jonhy ménjuago
El cuplé, siempre se ha caracterizado por ser dentro de un repertorio de agrupación, un provocador de risas, que no siempre han de ser carcajadas.
La ironía, el doble sentido, la perspicacia, también pueden ser ingredientes de un cuplé sin que por ello tengan que descolocarnos la mandíbula.
Hemos reído mucho en estos años, sobre todo, con las murgas, chirigotas y con los cuartetos, como los que nos trajeron, Los hijos de Buda madre, Los Extrarretretes de la cacalaxia, Entre primos to´s´ tablao, Los maquis, Los colocaos, Nospegarun, Ni opaco ni ofrancisco, sino transparente etc. etc.


Las agrupaciones, utilizan el lenguaje no verbal, para transmitir la esencia más genuina del tipo que representan.
Como dice Francisco. José García Gallardo licenciado en Musicología, en su artículo “El “popurrí” en las murgas o chirigotas del carnaval de Huelva: “La interpretación y comprensión de un mensaje, no sólo depende de las palabras, sino además del tono y timbre de voz, el énfasis, los gestos, las expresiones faciales” (Francisco. J García Trans Iberia 1.1997 ISSN: 1697-0101).
La risa, tiene truco y hace cosquillas al alma humana, se pitorrea del llanto y en los ojillos riza el encanto.
Si alguna fiesta, guarda la llave sonora del cofre de las risas, esa es el carnaval.
El autor de carnaval, es capaz de poner en clave de humor, cualquier suceso cotidiano, no deja títere con cabeza, lo mismo cae en sus redes un famoso, un político, que un miembro de la casa real, o cualquiera de ustedes.
Los efectos físicos de la risa son muchos, cada carcajada pone en marcha, cerca de 400 músculos, lubrica y limpia los ojos con lágrimas. Entra el doble de aire en los pulmones. Cinco seis minutos de risa continua, es como tomarse un Nolotil o un paracetamol. ¿A qué, después de nuestro concurso, les duele menos la cabeza?


CUPLE

Suena el comienzo de un cuplé. Pitos de Nerón y sus muertos.

El estribillo, para una agrupación, es junto con el disfraz, como el marchamo para el jamón de Jabugo, como la denominación de origen. Es su santo y seña.
Hay estribillos onomatopéyicos, como aquel, de Los hombres light, ñaca ñaca ñaca ñaca, guli guli guli gu, tengo una flauta en mi casa que hace tu ru ru ru, ah ah ah ah, ñaca ñanca ña, uh uh uh uh guli guli gu. Otros, son bellos piropos a Huelva o a la mujer de Huelva.
Los hay, que hace una personificación, como aquel que escribí para mi comparsa, “el orfanato”

Mi dulce marinera,
vestidita de pinares,
mujer blanca y azul, con acento andaluz,
morenita del sur,
loco por tu hechura, hay Huelva , me tienes tu.
También están, los que hacen referencia al tipo, como el de comparsa Siluetas de Charlot que nos decía:
Hoy vengo aquí de Charlot,
tengo brillo de charol
traigo un clavel y un bombín,
tengo un mágico bastón
Que a Huelva dice te quiero
Si no te canto me muero de la mano de Charlot
Charlot, yo soy Charlot, soy un señor.

Los autores, junto con sus agrupaciones, hacen posible que un pasodoble, un cuplé o un estribillo, pase a formar parte de la memoria colectiva del carnavalero, y que se repita y cante por mucho tiempo, de tal forma que podríamos cambiar el dicho, de que la letra con sangre entra y decir que la letra, con música entra.
El carnaval es cardiosaludable, terapéutico 100%, es un compendio de terapias alternativas.
Tenemos Colorterapia, donde se ha visto un escenario, más colorista que el nuestro, con una agrupación, tras de otra, derrochando color. Risoterapia, Musicoterapia, con esas bellas melodías de pasodobles y alegres popurrís.
Fisioterapia motora, ¿quién no mueve un pie, la cadera o la cabeza cuando suena un estribillo?.Terapia ocupacional, coser un disfraz, pintar un decorado.
En definitiva es sano, sano, sano.
Rejuvenece, al estirar y estimular los músculos de la cara. Previene del infarto y facilita el sueño.
Y por supuesto el carnaval, previene contra el alzhéimer, memorizando letras.
Ha sido grato, comprobar hace poco, en la berdigonada como un grupo de carnavaleros cantaban pasodobles y cuplés de agrupaciones antiguas de Huelva.
¡Ya tenemos memoria histórica¡

Aquí os dejo un trozo de nuestra historia…
Canta la comparsa el popurrí de estribillos

POPURRÍ

Cuántas caras conocidas, cuantas vivencias, momentos inolvidables para muchos de los que estamos aquí.
La imagen de un carnaval, que ha pasado por muchos avatares, miles y miles de horas de ensayos, cientos de carrozas, muchos entierros del choco, muchas viudas desconsoladas.
Hemos sido grandes en la calle. Ahora somos grandes, como concurso de agrupaciones, pero hemos ido perdiendo por el camino, muchos eventos.
La Noria, dejo de dar vueltas y se paró en seco, esa plaza del estadio colombino, se ponía a reventar con nuestras agrupaciones, con aquellos kilos y kilos de garbanzos. Con ese carrusel de agrupaciones.

Mucho antes, desapareció el baile Blanco y azul.
La petición de la Llave, a las puertas del Ayuntamiento. Aquella llave de metacrilato y metal dorado de 62cm. Diseñada por José Bacedoni.
También el maratón ciclista carnavalero.

Quizás todo esto, arrastrado por la desaparición progresiva de nuestras peñas.
En este año tan señalado,quizás, sea momento de sentarse, evaluar, ver hasta dónde se implica nuestro ayuntamiento y hasta dónde queremos que lo haga, sacar más provecho, a su infraestructura, sus medios. Su experiencia, organizando fiestas, tiene que estar, también ,al servicio del carnaval.
La calle, es el espejo de un carnaval, para la gran mayoría de los ciudadanos. Ciudadanos que después de tantos años siguen reacios a ponerse un disfraz.
¿La calle es nuestra asignatura pendiente?, esta frase se viene escuchando todos los años. Es la pregunta que no falta en cualquier entrevista, pero es la asignatura pendiente de Huelva entera, de su ayuntamiento, de sus asociaciones de vecinos.
Quizás haga falta más, más presupuesto, más charangas, más alumbrado, más llamamientos a la participación desde todos los ámbitos; noo lo sé, pero esta asignatura pendiente, no la suspende el carnavalero. Si la suspende, la suspende Huelva.
Y aprobarla será cuestión de todos.

Y menos mal a los carnavaleros, que no han cesado en su empeño, en hacerlo grande, en trabajar y trabajar, a esos “jartibles”, que aún, siguen en la brecha, desde cualquiera de las facetas que puede engrandecer un carnaval.
Autores como Cristóbal Giraldo, Fali Ramos, Jesuli Perojil, Raúl Barneto.
Algunos desde su labor, en los medios de comunicación, radio y prensa, como Alfonso Rodríguez, Roque Rodríguez, Antonio hierro.
Trabajadores incansables como Francisco Aguilera “Paco el de los conejos”, José Mª Carrasco, Kiko Bogado, Paco Machuca, José Manuel Rodríguez “Chema”, Pillín, Juan Franco, Blas Miguel y muchos más ,que están hoy aquí sentados.
Y cómo no, esa voz incansable, en transmitir ánimo a todas las agrupaciones, la de Juani Manzano, ¿qué no? Aro.

Quiero, que el carnaval vuelva a enamorar, en la calle, en la cabalgata, en el entierro del choco, porque me gusta el carnaval…
Me gusta el carnaval, porque he visto, a una serpentina intentando seguir siendo libre, enredada en la bombilla de una farola.
Me gusta el carnaval, porque he visto, en la orilla de una calle un niño, con orejas de gato y nariz helada, por el tempano de Febrero.
Me gusta el carnaval, porque he visto, presumir a una madre de su ratita presumida, en un coche de capota.
Me gusta el carnaval, porque me han tarareado pasodobles, que después han levantado teatros.
Me gusta el carnaval, por las cervezas que me he tomado al compás de caja y bombo.
Me gusta el carnaval, porque mis sentimientos hoy son letras compartidas.
Me gusta el carnaval, así de cuerpo entero, desde una cuarteta, en una servilleta de papel en un bar de tapas, hasta el momento en el que la voz de un presentador, destapa la caja de los nervios en el teatro.

Me gusta el carnaval ,porque tengo un cofre de 25 años de amistades, amistades con nombre propio, Enrique Castellano, Aurelio Poyato, Jeromo, Quiñones, Chamaco. Miguel, Diego Rengel, Nene, Tinoco, Quite, la profesora que tuvo que lidiar con mi comparsa De Huelva jazmines, para que bailaran unos pasos por bulerías. Pepe “El viejo”, David, Pepito y Kiko que hoy me acompañan y a los que he visto crecer.

Me gusta el carnaval de ensayo, de Septiembre, de Octubre, de Noviembre, no solo el de Febrero.

Con el final del popurrí, siempre llega la despedida de una agrupación.
Permítanme, que para terminar recuerde aquí la letra del final del popurrí de unas de mis comparsas, allá por 1989 Escuela de arte, con la que conseguí el primer premio en nuestro concurso.

Huelva es mucho más que vino y cantar,
fandango, aguardiente, volante y lunar.
Huelva es mucho más que un pueblo andaluz
que llevo su acento a América del sur.
Huelva es mi razón, Huelva es mi pasión,
clave y contrapunto, mi canción.
Acordes de mar y de sol,
que suenan…

A redoble de caja y bombo, a charanga, a pasacalles.
Suenan a un carnaval joven, un brote de ingenio tesón y cultura popular de 25 años, pero con unas raíces añejas, históricas que volvieron a verdear en 1983.
Seamos piratas de la alegría y abordemos esa flota de barcos, que son nuestras calles.
Durante una semana, desenvainemos el sable de las coplas, retomemos el ritmo de pasacalles, bailemos, gocemos, que pronto vendrá rigurosa, de negro y solemne Doña cuaresma y con ella el recato y la rutina.

Siempre mirando el horizonte, hacia delante, vivamos y disfrutemos, de este carnaval 2008. Porque como dice un proverbio ruso:

Añorar el pasado es correr tras el viento.
Feliz carnaval 2008


Manuel Fernández Vázquez